Técnicas de masajes descontracturante, linfático y terapéutico que permiten el buen funcionamiento de centros nerviosos. Al descontracturar mejora el flujo sanguíneo, la oxigenación, se liberan centros energéticos, corrige nudos musculares por posturas incorrectas o por posiciones rígidas prolongadas, etc.

También se realizan tratamientos de rehabilitación.