Tiene su origen en la Nueva Medicina Germánica desarrollada por el doctor Hamer quien dijo “Toda enfermedad es una solución biológica a un conflicto emocional inconsciente, no resuelto. Descubrir, comprender y hacer consciente el código secreto del síntoma detiene la enfermedad hasta su total remisión”. Esta terapia tiene una aplicación muy amplia no sólo ante enfermedades físicas sino que también mentales, emocionales, ante la falta de éxito, depresión, problemas de relaciones personales, etc.